0   /   100

El Hotel Masía Can Farrés está situado en un lugar privilegiado, al pie de la
montaña de Montserrat dentro del parque natural. El hotel entre Bruc y la montaña de Montserrat es una emblemática masía del
siglo XV convertida en un lugar de naturaleza, belleza y calma. Consta de 13
habitaciones rodeadas de magníficos jardines y bosque mediterráneo, para una
estancia muy especial en un entorno mágico.

El Hotel Masía Can Farrés está situado en un lugar privilegiado,
al pie de la montaña de Montserrat dentro del parque natural. El hotel entre Bruc y la montaña de Montserrat es una emblemática masía del siglo XV convertida en un lugar de naturaleza, belleza y calma. Consta de 13 habitaciones rodeadas de magníficos jardines y bosque mediterráneo, para una estancia muy especial en un entorno mágico.

El mejor hotel de Bruc, con espectaculares vistas a Montserrat.

Una masía del 1496_

Hospitalidad, cultura y tradición

Can Farrés no es solo un destino, es una herencia viva. Resguardado por las paredes de una masía que ha soportado el paso del tiempo, cada rincón cuenta una historia, cada piedra es un relato. Aquí, la tradición catalana se entrelaza con la modernidad para brindar vivencias auténticas y memorables.

Detalles
con mucha historia

Un destino de lujo único

La renovación de la masía en Hotel Masía Can Farrés ha sido pensada para el confort y la relajación. Cada detalle importa.

La fachada del hotel se distingue por sus cuatro impresionantes ventanales de estilo gótico, una herencia directa del Santuario de Montserrat, que no solo iluminan cada estancia, sino que también enriquecen el ambiente con un aire histórico.

Esta emblemática masía se extiende a lo largo de 1000 metros cuadrados de pura historia, distribuidos armoniosamente en tres plantas diseñadas para garantizar una estancia inolvidable a nuestros huéspedes.

Hotel ideal para visitar Montserrat

Detalles con mucha historia

Un destino de lujo único

La renovación de la masía en Hotel Masía Can Farrés ha sido pensada para el confort y la relajación. Cada detalle importa.

La fachada del hotel se distingue por sus cuatro impresionantes ventanales de estilo gótico, una herencia directa del Santuario de Montserrat, que no solo iluminan cada estancia, sino que también enriquecen el ambiente con
un aire histórico.

Esta emblemática masía se extiende a lo largo de 1000 metros cuadrados de pura historia, distribuidos armoniosamente en tres plantas diseñadas para garantizar una estancia inolvidable a nuestros huéspedes.

Más sobre Can Farrés_

Comprueba nuestra disponibilidad